El partido morado del chaval de la coleta ha presentado esta mañana a primera hora en el registro de entrada del Congreso de los Diputados una propuesta de reforma del Código Penal.

La reforma versa, básicamente, sobre las penas a imponer en los diferentes delitos y que irían desde insultos hasta patadas en los cojones.

Evasión de capitales y blanqueo de dinero: 10.000 patadas en la espinilla

En la propuesta de ley podemos observar la nueva tipificación propuesta por Podemos, he aquí unos ejemplos:

Apropiación indebida en grado de tentativa: Un insulto (por ejemplo, gilipolllas)

Prevaricación: Una patada en los cojones

Evasión de capitales y blanqueo de dinero: 10.000 patadas en la espinilla

Delitos de corrupción política: 20.000 Ostias

Delitos sexuales: Introducción de un consolador de 40cm por el Orto.

En la explicación de la motivación de la reforma Pablo Catedrales ha argumentado que es una reforma que añade dinamismo a nuestro sistema judicial a la par que ahorra dinero al erario público. Imaginemos, comenta Pablo, que tenemos una condena a un Político del PP por corrupción y el juez le impone una pena de 18.000 Ostias bien dadas, pondríamos en marcha la justicia popular pidiendo, entre todos los españoles, voluntarios para dar las 18.000 Ostias, es evidente que todo el rojerío se presentaría voluntario para inflar a ostias a uno del PP, se realizaría un sorteo y los 18.000 agraciados tendrían la oportunidad de propinar una Ostia al político corrupto.

Ilustración del libro para la formación de Ostiadores Profesionales "Ostia bien y no mires a quien"
Ilustración del libro para la formación de Ostiadores Profesionales “Ostia bien y no mires a quien”

Las Ostias, por supuesto, serían de estilo libre, es decir a mano abierta, puño cerrado, etc. Es sabido por toda la ciudadanía que nosotros no coartamos la libertad de los ciudadanos a la hora de repartir Ostias como panes, comentaba Pablo Catedrales.

ese dinero lo podemos utilizar en formar una legión de Ostiadores profesionales

Con este sistema nos ahorramos una cantidad ingente de dinero en cárceles y manutención de los presos y ese dinero lo podemos utilizar en formar una legión de Ostiadores profesionales que vayan por pueblos y ciudades impartiendo justicia.

Imagenes de un ciudadano visionario que ya se veía venir la reforma

Desde algunos sectores de la población ya han comenzado a aparecer las primeras críticas a esta propuesta de reforma “no creo que sirva de nada, hay políticos que tienen la cara más dura que el cemento” declaró a este reportero un portavoz de los juzgados de plaza Castilla, a lo que un Sr. De Murcia que pasaba por allí espetó “y lo a gusto que nos íbamos a quedar más de uno”.

 

Señor, llévame pronto

Libertaaaaaad

Dejar una respuesta