El tripartito estudia cobrar a los vehículos que circulen cuesta abajo.

0
1010
Avenida_de_Alcoy,_Alicante

Se revisarán también bicicletas y monopatines.

El gobierno del tripartito de Alicante, PSOE, Guanyar y Compomis, estudia cobrar a los vehículos que aprovechen la gravedad del planeta para desplazarse cuesta abajo por la ciudad. Fernando Marco concejal de tráfico y Sofía Morales concejal de hacienda han propuesto cobrar una tasa especial a aquellos vehículos que aprovechando la orografía de nuestra ciudad no gasten combustible al desplazarse de un punto a otro. Alegan que la entropía de la ciudad es de todos los alicantinos y no es justo que la aprovechen unos pocos de forma gratuita.

La propuesta incluye tasas por tramos que podrán ser abonadas cada cien metros de trayecto en unos controles situados a ambos lados de la calle. Según Marco no representará un gran desembolso para los bolsillos de los ciudadanos ya que la tasa a pagar será únicamente de 50 céntimos de Euro por cada bajada y se pueden acumular aquellos tramos que no se hayan utilizado.

Avenida_de_Alcoy,_Alicante
La avenida de Alcoy, una de las principales zonas de cobro.

La instalación de estos centros de cobro -unos 50 aproximadamente- le costará a las arcas públicas un desembolso de 750.000 Euros que se supone que habrán sido amortizados para el 2027. La empresa TOPAMI S.A. será seguramente la adjudicataria de la instalación y mantenimiento de los ya bautizados “Bajímetros” puesto que es la única que dispone de este tipo de artilugios.

“Las bicicletas y monopatines pagarán menos”

“Las bicicletas y monopatines pagarán menos” declara Marco ya que utilizan menos fuerza cinética. Por otro lado, las asociaciones de conductores dicen que los atascos de tráfico pueden ser monumentales ya que muchos despistados sin calderilla tendrán que bajarse del coche y pedir cambio en los comercios adyacentes.

Asociacion de comerciantes
La asociación de comerciantes de la zona sur, indignados.

Las reacciones de las asociaciones de comerciantes de la zona sur y centro de la ciudad no se han hecho esperar. “Si ya era difícil aparcar por nuestra zona, este incremento en el coste de las compras provocará que los ciudadanos que residen en la zona Norte, se queden allí para siempre, perdiendo una gran parte de nuestra clientela”, a lo que el alcalde Gabriel Echavarri responde que el importe del bajímetro será reembolsado con el ticket de compra de “El Corte Inglés” y otras tiendas del centro.

Echávarri asegura que no se trata de una mera medida recaudatoria y que está basada en el llamado “Impuesto al sol” que puso en marcha el gobierno de Mariano Rajoy.

Dejar una respuesta